Buscar
  • Conantec

La calidad del aire en interiores

Actualizado: 7 de feb de 2018

A diario tenemos muy presentes noticias de la contaminación en las ciudades y de lo nociva que resulta para nuestra salud. La creencia generalizada es que sólo nos daña en la calle, pensando que al llegar a casa o entrar a espacios cerrados estamos a salvo de esa contaminación. No sólo no es cierto, si no que puede ser aún peor en espacios interiores. La mala calidad de aire exterior agravada con otros factores, hacen que el aire en oficinas, viviendas y espacios públicos sea de pésima calidad en muchas ciudades y poblaciones. Según la ELF (European Lung Foundation) el aire interior tiene más de 900 compuestos contaminantes y algunos pueden estar entre 2-5 veces más concentrados que en el exterior. Esto repercute muy activamente en nuestra salud pues más del 80% de nuestro tiempo lo pasamos en espacios cerrados. La OMS expone drásticos datos de enfermedad y mortandad debido a la mala calidad del aire en interiores. En consecuencia es también un alto índice de absentismo laboral.

Indicamos las principales causas de contaminación del aire interior:

  • Los contaminantes del aire exterior

  • Aparatos de calefacción, acs, a.a, cocinas de gas, leña.

  • Humo del tabaco.

  • Humedad.

  • Materiales constructivos, mobiliario, elementos decorativos.

  • Productos de limpieza y mantenimiento.

  • Maquinarias de oficina.

  • Microorganismos, alérgenos

Muchos de estos contaminantes derivan también en malos olores, haciendo más desagradable el aire respirado. Las nuevas construcciones ya contemplan los aspectos necesarios para obtener espacios saludables y eficaces en cuanto a iluminación, insonorización, calidad del aire, eficiencia energética, etc., sobre todo en el diseño y tipo de materiales constructivos. Obtener certificaciones como Leed o Breeam entre otras, son el objetivo de la mayoría de las nuevas edificaciones, ya que acreditan la sostenibilidad ambiental en la construcción y la mejora de la calidad de vida de las personas. Hay una gran preocupación a nivel Internacional del estudio de todos los factores en relación a la calidad del aire interior, llevada a cabo por diversas organizaciones y una gran variedad de Normas para su control. En España la norma UNE-171330 que regula los aspectos, definiciones, requisitos, métodos de inspección y muestreo, buenas prácticas en mantenimiento y limpiezas, diseño de edificios, etc., con el objeto de poder garantizar una adecuada calidad del aire en interiores y minimizar los riesgos en las personas. Aenor, se encarga de normalizar las diferentes perspectivas para homogeneizar de forma eficaz el control de la calidad del aire interior. Tener unas buenas prácticas de higiene y mantenimientos, serán eficaces para conseguir una mejora en ese aire que respiramos. Recopilamos unas recomendaciones que nos ayudarán:

  • Airear los espacios todos los días en invierno y verano, 5 minutos.

  • Utilizar pinturas con baja emisión de COV y transpirables.

  • Evitar el uso de productos químicos en limpieza y mantenimientos.

  • Limpieza de rejillas y conductos de aireación y climatización, mínimo 1 vez al año.

  • Usar filtros en conductos de ventilación.

  • Controlar la humedad para evitar la proliferación de contaminantes, bacterias, hongos, etc.

  • Realizar mantenimiento en aparatos de combustión.

  • Uso de mobiliario y elementos decorativos con baja emisión de COV.

  • Uso de plantas.

  • Mantener una adecuada higiene en general, evitando la acumulación de polvo y procurando aspirarlo en lugar de esparcirlo nuevamente al ambiente.

  • Higiene especial cuando se convive con animales de compañía.

  • En general un buen mantenimiento del edificio.

Pero sólo en nuestra casa tenemos la posibilidad de controlar la calidad del aire que respiramos y debemos tener en cuenta que hay nuevas tecnologías que nos ofrecen grandes soluciones, como la Nanopintura fotoactiva o foto catalítica. Esta pintura, aplicada en interiores con buena iluminación, purifica, higieniza y mantiene un ambiente saludable continuamente, eliminando cualquier compuesto orgánico, incluso bacterias, virus y malos olores. En el enlace mostramos todas sus cualidades. Nuestras nanopinturas y recubrimientos son libres de COV, ecológicos, de alta transpirabilidad y evitan el uso de químicos de limpieza. Si estás preocupado, podemos ayudarte a limpiar el aire que respiras.